Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

EL Tarot de Marsella



EL TAROT DE MARSELLA

En la actualidad, el nombre de Tarot de Marsella identifica un cierto tipo de baraja de Tarot muy usado por adivinos y cartománticos, tan extendido que, para mucha gente, es el Tarot por antonomasia.

Puede decirse que este nombre se debió a una operación comercial, pues empezó a usarse a raíz de la popularidad que alcanzó en Francia la reimpresión de la baraja de Nicolás Conver, realizada por Grimaud, el más famoso de los naiperos parisinos, a mediados del siglo XIX. Como Conver trabajó en Marsella, Grimaud dió a estas barajas el nombre de la ciudad, en lugar del nombre del artista.

En aquella época, sin embargo, el Tarot de Marsella no podía considerarse como un tipo especial de Tarot, al contrario que los lombardos, los boloñeses, los sicilianos o los de Besançon, pues era una simple copia, realizada en el sur de Francia, de los Tarots lombardos, a los que se le añadieron los nombres de los arcanos y de las figuras en francés.

Las cartas de Nicolás Conver, maestro naipero de Marsella, fueron impresas en 1760, pero las imágenes que aparecen en ellas contienen numerosos elementos iconográficos que corresponden a una época anterior. Parece que Conver se basó en los naipes impresos por otros fabricantes, cuyos grabados fueron llevados a la imprenta en los primeros años del siglo XVIII.

Hoy día, las cartas del Tarot de Marsella son harto conocidas y su simbología ha sido descrita y estudiada con detalle en numerosísimas obras. Por otra parte, la baraja de Conver ha sido objeto de infinitas reimpresiones por parte de diversos fabricantes de naipes, que han respetado en mayor o menor grado los detalles y los colores originales.

En las cartas de Conver, los arcanos mayores llevan el nombre en francés antiguo, situado en una cartela de la parte inferior, excepto la carta XIII, La Muerte, que por ello se denomina también “la carta sin nombre”.

En una segunda cartela colocada en la parte superior de la carta, se indica el número romano, menos en la carta de El Loco (Le Mat) que carece de numeración. Los nombres de los arcanos aparecen centrados bajo la figura, excepto en La Fuerza que está desplazado al margen izquierdo.

Los arcanos representados en El Tarot de Marsella concentran la iconografía clásica de la Edad Media, de la que se conservan numerosos ejemplos en libros miniados e ilustraciones de la época.

Por ejemplo, El Loco es el típico bufón de la corte, cuyos consejos son aparentemente absurdos, pero que en realidad esconden la verdad de las cosas, hasta el punto de que su entendimiento a menudo supera el de reyes y sabios.

La Rueda de la Fortuna, arcano X, es otro ejemplo de mentalidad medieval, pues representa la fuerza imparable del destino, que ejecuta las leyes establecidas por los astros y a las cuales nadie puede escapar.

Los arcanos menores son naipes de los cuatro palos italianos de los que solo cambia el nombre, que está en francés. Excepto en el palo de oros, las cartas numerales entre el dos y el diez llevan índices en número romanos, colocados en vertical a ambos lados de la carta.

Las cuatro figuras de los palos llevan el nombre inscrito en una cartela a los pies de la figura, a excepción de la Sota de Oros, que esta escrito en vertical a la derecha de la carta. También se da la circunstancia de que, además del oro que el personaje sostiene en la mano izquierda, aparece a sus pies el símbolo del palo.

Por último, en el palo de bastos aparece la palabra BATON en las láminas del Rey, la Sota y el Caballero que se convierte en BASTON en la Reina.

En la guirnalda que rodea los símbolos del palo en el Dos de Oros aparece NAS CONVER 1760. En el Dos de Copas, junto a las armas y el escudo de Francia se leen las iniciales G M, que pueden ser la del grabador de los moldes con el que se imprimieron las cartas.

También curiosamente en la carta de El Carro aparecen unas iniciales distintas V.T. Ello podría indicar que en la creación de la baraja intervinieron dos talladores.

La postura de la Sota de Bastos, recuerda a la de El Loco y El Ermitaño, pues todos ellos sujetan un palo que apoyan en el suelo, símbolo de la realidad. En esta carta aparecen también las referencias al naipero NAS CONVER y al pais de fabricación, FRANCE. Esto último es inusual, pues normalmente solo se citaba la ciudad.

El original de la baraja del Tarot de Marsella se conserva en la Biblioteca Nacional de Paris, aunque ya hemos citado que fue realizada en Marsella. Este Tarot de Marsella se convirtió en la base del modelo mas difundido de cartas de Tarot en el mundo entero.

Elysa de la Torre

Copyright © 2017 ESTFSARL.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad